Embarque en Arica

Embarque en Arica

Más del 90% de las cosas que tienes a la vista ingresa por mar a Chile y prácticamente casi todo lo que exportamos, por ello es clave recepcionar y despachar naves, como una tarea de la gente de mar y oficiales del litoral de nuestra Armada. Más de 300 barcos como el de la foto 2, recalan al año en Arica.

Para patrullar la extensa zona del limite marítimo Chile-Perú, y 200 millas hacia afuera, y por la costa de Arica a Camarones, la Gobernación Marítima de Arica cuenta con lanchas de servicio general, una lancha de policía militar y dos lanchas tipo “Defender” (foto 1).

El lunes 17 zarpamos a Camarones en misión de patrulla y control de embarcaciones en esta LPM de alta velocidad y y maniobrabilidad (foto 3).

La responsabilidad de salvaguarda de la vida en el mar, obliga a la Armada a ejercer un severo control: que las embarcaciones cuenten con ancla de respeto, chalecos salvavidas, bengalas y que sus tripulantes tengan las acreditaciones que correspondan. El mar es para profesionales, no para aficionados (foto 4).

Toda embarcación extranjera (foto 5) que labore en aguas jurisdiccionales sin las autorizaciones establecidas en la ley, se arriesga a ser detenida por personal de la Armada, y su propietario o armador, a pagar las multas civiles y navales que la ley establece. La Armada debe proteger el recurso pelágico y garantizar que no se infrinja nuestra soberanía marítima.

El miércoles 18 de octubre, zarpamos en navegación oceánica con la misión de control y abordaje de una embarcación extranjera (foto 6).

A mas de 100 millas del puerto de Arica hicimos contacto, primero por radar y luego visual (foto 7), ordenando a la nave extranjera parar sus maquinas y prepararse para ser abordada por personal de nuestro buque, lo cual se efectuó sin mayores dificultades. Estábamosejerciendo el control marítimo que la ley nos ordena cumplir.

Gran profesionalismo demostró la partida de abordaje (foto 8) y al término de la operación, en trincar y asegurar nuestro zodiac a la popa del buque.

Para mi el embarque fue una experiencia valiosísima, por el entrenamiento que recibí en las tareas de situación del buque en la carta de navegación, donde corredera, posición, velocidad y horario, milla a milla, se me fueron haciendo mas familiares al igual que laguardia que tome al timón, donde lectura de la bomba, rumbo, rpm y caídas de un rango de mas a menos 5 grados, en virtud de las condiciones de la mar y la fuerza de viento al cual navegábamos, me configuraban un ambiente, un lenguaje y una cultura marinera difícil de describir en palabras, porque es una vivencia muy emocional (foto 9).

Embarcarse en las unidades del litoral, es una experiencia inolvidable de navegación, de vida de cámara, de aquilatar la valiosa labor que cumplen nuestros oficiales y gente de mar, día a día, patrullando nuestro mar y manteniéndolo libre de la incursión de naves que no cesan en tratar de introducir droga al pais, capturar nuestros recursos y cometer otros ilícitos (foto 10).

Laten todos los corazones de los ariqueños, y con mucha fuerza el de nosotros, cuando nos vamos aproximándonos a puerto, el lema de Arica, siempre Arica, mayor es mi lealtad (foto 11).